Ahora con este frío....os dejo mi último post con todo el calor de México y la baja Californa

11/01/2017
Esta vez me despierto en un antiguo rancho llamado Villamontaña, en la bella ciudad de Morelia. Pero no es un rancho al uso, ni siquiera lo parece, es un lugar que ha sido modificado en varias ocasiones y con cada remodelación ha guardado una historia…
Después de una estupenda comida con todos los amigos que me han acompañado por los tramos de rallys de las Mil Cumbres, me dispongo a llegar a mi lugar de descanso. La verdad es que estoy agotada y necesito escribir, repasar las fotos y clasificar los vídeos de estas dos últimas jornadas. Sigo a la moto que tengo delante que me va llevando hasta el alto de la ciudad.
Pronto veo un cartel: Villamontaña, Hotel Boutique, la entrada tiene muy buena pinta y me alegro haber podido llegar a un acuerdo con la central de Hoteles Boutique de México para dormir aquí. También doy las gracias mentalmente a mis amigos de Ruralka on Road, que son los que me han facilitado estos contactos. Acabo de recibir un mensaje en el móvil: “los dueños del hotel te esperan para tomar algo en el bar”.
Me despido de la persona que me ha acercado hasta aquí y me registro en la recepción. Una enorme pintura que representa la conversión de S. Francisco comienza a despertar mi curiosidad…parece muy antigua y valiosa. Mi vista recorre la gran sala del lobby, donde reconozco alguna obra de arte, como unos ángeles que descansan a los lados de una enorme chimenea. Son de origen francés del siglo XVI…

Un mozo me lleva los bártulos entre las pequeñas callejuelas que forman el Villamontaña el lugar es estupendo, magnifico. La arquitectura desordenada dentro de un orden me encanta. Para acceder a mi habitación debo subir unas escalerillas de piedra..sigue leyendo http://www.aliciasornosa.com/los-tesoros-de-villamontana/

Localización

Almería 13. 41120, .Sevilla, España

Contacta con nosotros